logo

Actualidad Noticias

Los bulos sobre cómo ahorrar gasolina que debes ignorar para gastar menos de verdad
Los bulos sobre cómo ahorrar gasolina que debes ignorar para gastar menos de verdad

El precio de los combustibles ha alcanzado registros históricos este 2022 en España. Nunca fue tan caro llenar el depósito de gasolina o gasóleo en nuestro país. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) certifica que, en comparación con los valores medios de 2021, el precio del diésel ha aumentado un 43,5% y la gasolina 95, la más habitual, un 32,1%, lo que ha llevado a los usuarios a emplear todo tipo de estrategias para recortar el gasto en el ticket del carburante.

A pesar de que el Gobierno, con la ayuda de las petroleras, subvenciona hasta el 30 de junio con 0,20 céntimos el litro de gasolina o diésel, el combustible aún sigue resultando muy caro para la economía de la mayoría de los ciudadanos. Por dicha razón muchos conductores han cambiado sus hábitos al volante para poner en práctica los consejos sobre los que hemos escrito anteriormente que contribuyen a ahorrar gasolina y que puedes consultar aquí.

 

Sin embargo, frente a los consejos que sí resultan efectivos para ahorrar en combustible, por pequeña que sea esa cantidad, hay también toda una serie de bulos que circulan por internet que no tienen ninguna utilidad si pretendemos reducir el gasto de gasolina o diésel. Vamos a repasarlos a continuación.

Apurar el depósito

Conducir con el menor peso posible es más eficiente, de ahí que sea aconsejable sacar del maletero los elementos superfluos y no utilizar el espacio como almacén o trastero. Ahora bien, apurar el depósito para que el peso del coche y el consumo sea inferior no es una buena práctica. Los posos que hay en el fondo de depósito pueden entrar en el sistema de alimentación del coche y provocar una avería costosa de reparar.

Circular en punto muerto

En superficies con pendientes ligeras no es una buena práctica conducir en punto muerto. Aunque el vehículo sigue circulando el conductor pierde el control del mismo con el peligro que esto entraña para la seguridad vial y para la propia mecánica del coche, ya que sufre el cambio y la transmisión. Tampoco contribuye al ahorro de combustible, ya que cuando se circula en punto muerto se activa el modo ralentí y la centralita se encarga de inyectar combustible para que no se cale. Hay un consumo de gasolina o de diésel pequeño, que aun así es superior al que se produce al engranar una macha larga que, además, proporciona seguridad al conductor ya que en este caso puede gobernar el vehículo.

Repostar por la mañana

Es cierto que cuando la temperatura es más elevada la evaporación del combustible que entra en el depósito es mayor. Por eso se dice que es mejor repostar por las mañanas a primera hora, especialmente en los meses de más calor. Aunque es cierto, la cantidad que se evapora es tan insignificante que no vale la pena alterar los planes para rellenar el depósito por las mañanas.

Repostar a primera hora de la mañana o echar la gasolina despacio supone un ahorro tan insignificante que apenas tiene incidencia en la factura

Echar despacio el combustible

Un bulo que ha tomado fuerza los últimos meses dice que si al repostar se aprieta el gatillo del surtidor hasta el fondo se evapora más combustible que si se hace menos fuerza con la mano. De ahí que sus autores sugieren que al introducir el boquerel en el depósito del coche se accione el gatillo con poca fuerza. La evaporación, como indicábamos en el caso anterior, es tan nimia que apenas tiene incidencia en la factura final.

Utilizar aditivos

Los aditivos que se añaden en el repostaje no sirven para mejorar la calidad del combustible, sino que tienen propiedades de limpieza y lubricación. Pueden resultar efectivos para limpiar el sistema de inyección de algunos vehículos, pero no tiene incidencia alguna en la mayoría de los coches modernos. En muchos casos resulta ser un gasto prescindible sin consecuencias sobre el ahorro de carburante.

Ahorradores de combustible

Se anuncian en internet con un precio de venta irrisorio que en algunos casos no llega a un euro -al que hay que añadir los gastos de envío- y aseguran un “ahorro del 20% o más en gasolina”. Son los denominados ahorradores de combustible, unos pequeños artilugios que se conectan a la toma de electricidad del mechero que no tienen efecto alguno sobre el consumo de gasolina o diésel. Un timo en toda regla.

Consulta la noticia original AQUI

© 2022 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías