logo

Actualidad Noticias

Tarjetas prepago: Evita fraudes

Evita fraudes con una prepago

Las tarjetas prepago, fáciles de contratar y recargar, son una buena opción para pagar compras y servicios online, sobre todo porque, limitan el riesgo de cargos fraudulentos a la cantidad que se haya cargado previamente. ¿Sabes como funcionan y cuáles son sus usos más adecuados? Te lo contamos.

Las tarjetas prepago se van generalizando y pueden ser un buen complemento para las imprescindibles tarjetas de crédito. En los últimos tiempos han mejorado mucho, y no solo se usan para compras, sino como cualquier otra tarjeta: son admitidas en muchos establecimientos, permiten extraer dinero en cajero gratis y el límite es el saldo que cargues previamente.

¿Cómo funcionan?

Las tarjetas prepago se cargan con el importe que desees, normalmente a cargo de otras tarjetas de crédito o de débito: la cantidad que ingreses es el límite máximo de gasto. La tarjeta así cargada se puede usar para pagar compras (online o físicas), servicios, pero también para sacar dinero en cajeros.

El dinero se gestiona a través de una cuenta de dinero electrónico, online o mediante una app, pero ya hay algunas incluso asocian una cuenta con número de IBAN y permiten recibir y realizar transferencias, domiciliar recibos, etc.

Sus principales ventajas son:

  • Se convierten en un medio de pago adecuado incluso sin tener cuenta corriente.
  • Reducen la posibilidad de uso fraudulento que, de producirse, solo se limitaría al saldo prepagado.
  • Por todo ello, nos parecen una opción recomendable para compras online, suscripciones o pago de servicios por Internet y para viajes, como un útil complemento de tu tarjeta de crédito.

¿Cuándo usar una tarjeta prepago?

En compras online. Lo mejor es usar una tarjeta prepago y recargarla con el saldo preciso para las compras: de ahí no podrá pasar ningún cargo fraudulento.

En pagos de servicios online. Las tarjetas prepago son muy útiles para pagar servicios y suscripciones que exigen una tarjeta a la que pasar los cargos (desde plataformas de juegos o de televisión en streaming, a servicios de carsharing, parquímetros, etc.). Al recurrir a una prepago tu tarjeta de crédito habitual no queda registrada y reduces el riesgo de fraude con cargos no deseados.

En viajes. Las tarjetas prepago son la mejor opción para viajar fuera de España y para comprar online en divisas distintas al euro, porque, a diferencia de lo que sucede con las tarjetas de crédito convencionales, las tarjetas prepago no suelen aplicar comisión por sacar dinero en cajeros extranjeros, ni comisiones por cambio de divisa  (hay algunas, como Revolut y Monese Simple que sí cobran  un porcentaje del tipo de cambio en compras superiores a 1.000 y 2.000 euros respectivamente). Sin embargo, casi todas las tarjetas de crédito o débito cobrarán entre un 4 y un 5 % del dinero extraído en los cajeros y hasta un 3 % del importe de las compras por cambio de divisa.

Tarjetas prepago, ¿cuál elegir?

Hemos comparado varias tarjetas prepago revisando, entre otras cosas, sus costes y comisiones: en Dinero y Derechos nª 180 encontrarás los detalles del estudio.

Una tarjeta prepago nos parece una opción muy recomendable para compras online en euros o en otras divisas, para pagar servicios de suscripción y para comprar o sacar dinero del cajero en tus viajes. Aun así, siempre es necesario contar con una buena tarjeta de débito o crédito, y usarla bien para evitar problemas.

Consulta la noticia original AQUI

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías